¿En qué consiste?

Cuando hablamos de pruebas pretransfusionales (“pruebas cruzadas“) estamos refiriéndonos a la realización de las pruebas necesarias para asegurar la compatibilidad de la sangre antes de una transfusión.

Generalmente esta prueba se pide cuando su médico o cirujano quiere tener sangre reservada como precaución ante una cirugía mayor, o bien está previsto que usted necesite una transfusión.

La realización de las pruebas pretransfusionales se hace mediante un análisis de sangre (realmente es un tipo de análisis) similar a cualquier análisis habitual. Es decir que es preciso obtener una muestra de sangre.

A diferencia de los análisis en el caso de las pruebas pretransfusionales no se emite un informe. El objetivo es garantizar que los componentes sanguíneos reservados son compatibles con el paciente.

Las pruebas que realizará el banco de sangre son:

  • Grupo sanguíneo
  • Escrutinio de anticuerpos irregulares (búsqueda de anticuerpos antieritrocitarios producidos por una sensibilización previa).
  • Pruebas cruzadas propiamente dichas (mezcla de la sangre del paciente con la sangre que se va a transfundir para ver si hay alguna incompatibilidad).
  • Estudios inmunohematológicos: Son estudios especiales que se realizan cuando se ha detectado alguna incompatibilidad inesperada. El objetivo de los mismos es buscar la causa. Una vez conocida la misma, se podría buscar sangre compatible. La situación más habitual en los estudios inmunohematológicos es identificar un anticuerpo antieritrocitario (anticuerpo irregular) que se haya detectado en las pruebas iniciales.

La reserva de sangre implica que existe riesgo de transfusión. La transfusión sanguínea nunca ha sido tan segura como en la actualidad pero pueden existir efectos indeseables. Por ello, el médico que indica la transfusión valorará siempre la relación riesgo-beneficio antes de prescribirla. No obstante, el paciente tiene derecho a conocer dichos riesgos y rechazar la transfusión. La ley exige que el paciente esté informado de dichos riesgos. Por ello, además de informarle verbalmente, se le entregará un formulario que recoge dichos riesgos para que quede constancia de que el paciente ha sido informado al respecto.

Sociedades médicas concertadas (pruebas pretransfusionales)

Nuestro equipo tiene concierto con todas las sociedades médicas para los servicios del banco de sangre habituales.

Instrucciones: Pasos a seguir

Acudir al banco de sangre/servicio de transfusión del hospital donde está previsto que se realice la intervención

  • Las pruebas pretransfusionales las debe hacer el banco de sangre del hospital donde se vaya a intervenir. A diferencia de los análisis clínicos, un paciente no puede hacerse las pruebas en el banco de sangre de un hospital y operarse en otro hospital. El banco de sangre del hospital en el que se intervenga es el que tiene que encargarse de disponer de sangre compatible, por tanto es el lugar donde tiene que hacerse las pruebas. Excepcionalmente puede ocurrir que pueda realizarse la extracción en un centro y se intervenga en otro porque sea el mismo equipo el que atiende a los dos centros.

¿Cuándo tiene que acudir?

  • Acudirá al banco de sangre, de manera ambulante, desde dos semanas antes de la cirugía hasta el día anterior antes de las 20 horas siempre que no haya sido transfundido en los últimos meses o no se trate de una mujer embarazada. Lo óptimo es hacerlo 2-3 días antes. Si ha sido usted transfundido recientemente o es usted una paciente embarazada este requisito es especialmente importante y debe venir los tres días anteriores a la cirugía, parto o cesárea si se conoce la fecha. Esto es debido a que en estos casos por razones médicas es obligatorio que el estudio se haga en las 72 horas antes de la transfusión. Si usted no sabe la fecha, como ocurre en muchos casos, no se preocupe y en caso de que finalmente necesite una transfusión, nuestro equipo se encargaría de repetir el estudio. Estos casos especiales se deben a que puede desarrollarse una incompatibilidad sanguínea en el último momento y si se ha realizado las pruebas con demasiada antelación, puede pasar desapercibida.

¿Dónde tiene que acudir?

  • Si se interviene en la Clínica Santa Elena debe acudir a nuestras instalaciones en la misma (banco de sangre). Ver aquí los horarios. Otros centros tienen el horario de su laboratorio. No obstante, puede acudir a la Clínica Santa Elena aunque se intervenga en otro hospital siempre que el mismo esté atendido por nosotros. Vea aquí qué hospitales atendemos.

¿Qué le vamos a hacer?

  • Se le entregará una hoja Información pacientes sobre las pruebas cruzadas.
  • Además se le explicarán los riesgos de la transfusión y se le solicitará que cumplimente el impreso de Formulario de consentimiento transfusión de concentrado de hematíes.
  • Se le entregará asimismo un autocuestionario breve de salud para repasar los puntos claves relacionados con el riesgo transfusional.
  • Se le hará una extracción de sangre de la manera habitual. Si tiene que hacerse alguna prueba más de laboratorio puede aprovecharse la misma extracción.
  • Se le dará un justificante de haber estado en nuestro servicio y una copia del formulario de “consentimiento informado” para que lo entregue a la enfermera cuando ingrese.

Recomendaciones

  • No hace falta venir en ayunas.
  • Debe traer el volante de petición del cirujano o médico que ha realizado la solicitud, correspondiente a su sociedad médica si la tiene.
  • También debe aportar los documentos necesarios en cada caso, generalmente el talón o la tarjeta de su sociedad.
  • No es necesario recoger ningún resultado ni preocuparse de nada más. Nuestro equipo le reservará la sangre directamente para el día prefijado.
  • Es recomendable confirmar la fecha final de la cirugía en el caso de que hubiera habido algún cambio. Para ello le pedimos que se ponga en contacto con nuestro servicio sólo en caso de cambio de fecha o suspensión de la cirugía.

Tarifas

El tema transfusional es especialmente gravoso por dos motivos. El primero es que los componentes sanguíneos que se transfundan son especialmente caros. El coste de los mismos está prefijado en cada comunidad autónoma. Es decir que tienen un coste oficial. Aunque la donación de sangre se haga de manera altruista, los centros de transfusión tienen muchos gastos (personal, autobuses, material, análisis exhaustivos que se realizan a los donantes, etc). Parte de dichos gastos se repercuten en cada unidad de componente sanguíneo. Este coste directo de los componentes sanguíneos lo tiene que abonar el paciente o su sociedad médica. Por otro lado hay que pagar los gastos del banco de sangre de cada hospital y los honorarios profesionales del personal del mismo incluyendo las guardias de 24 horas de los hematólogos.

Además cada paciente puede tener diferente complejidad y necesitar diversas cantidades de componentes sanguíneos. Por ello estas tarifas siempre serán aproximadas.

Paciente que se le solicita sangre y finalmente no precisa transfusión.

  • Tarifa de honorarios profesionales entre 200-300 euros
  • En la tarifa no sólo se repercute el coste de las pruebas pretransfusionales si no también los gastos de las instalaciones y de personal especializado que debe estar disponible 24 horas.

Paciente que precisa finalmente transfusión.

  • Coste de los componentes sanguíneos transfundidos (tarifas para Madrid publicadas en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid)
    • Concentrado de hematíes: 124 euros cada unidad.
    • Concentrado de plaquetas: 350-450 euros cada transfusión.
  • Tarifa de honorarios profesionales que dependerá del número de componentes. Entre 300 y 1200 euros.
  • En resumen el paciente habitual que requiera la transfusión de 2 concentrados de hematíes tendría que abonar entre 500-600 euros.

EMPIEZA A ESCRIBIR Y PULSE BUSCAR PARA BUSCAR